Como manejar el estrés laboral

Cómo afrontar las situaciones de estrés

¿Se ha sentido estresado últimamente? Como si no pudieras manejar el trabajo, la casa, la familia o la vida en general. El estrés se acumula y no sabes qué hacer. Pues bien, aquí tienes algunos consejos rápidos para gestionar el estrés y no sentirte tan caótico en tu vida:

2. Practica la atención plena. Aprender a concentrarte en tu respiración puede ayudarte a reducir el estrés. Si eres capaz de tomarte unos minutos del día y respirar en silencio esto puede ayudarte mucho a reducir tu estrés.

3. Crea un régimen de ejercicio. Si puedes dedicar algún momento de tu día a hacer un ejercicio que disfrutes durante unos 45 esto también puede ayudar a reducir la cantidad de estrés que recibes y ayudarte a manejarlo.

4. Escribe un diario de reflexión. Crea un diario donde puedas escribir tus pensamientos y procesar los eventos que te han sucedido. Esto puede ayudarte a tener una nueva perspectiva sobre las situaciones en las que te encuentras.

5. Organízate. Dedica unos minutos al día a crear un planificador para poner en orden tus pensamientos y tomar una píldora de calma para evitar el caos que pueda estar teniendo lugar a tu alrededor en estos momentos.

Cómo se maneja el estrés y la presión

El Instituto Americano del Estrés descubrió que el 75% de los empleados cree que tiene más estrés en el trabajo que hace una generación. Mientras que 1 de cada 4 empleados considera que su trabajo es el principal factor de estrés en su vida.

Lee más  Mi gato tiene los ojos raros

Los empleados excesivamente estresados pueden volverse reacios a participar en el trabajo en equipo. El bajo rendimiento laboral y las acciones impulsivas son habituales. Al igual que el aumento del consumo de sustancias como la nicotina y el alcohol para hacer frente a la situación.

Un entorno no inclusivo también puede ser una fuente de estrés. Los empleados que no son incluidos en grupos sociales en el trabajo debilitan las relaciones entre ellos. Esto impide que los miembros del equipo construyan un sentido de pertenencia y se sientan valorados.

Los espacios de trabajo en los que se producen intimidaciones y acosos son objetivos calientes para los trabajadores estresados. Los miembros del equipo en estos entornos pueden sentir que su aportación no se valora. Sentir que no tienen control sobre el trato que reciben en el trabajo puede ser un factor de estrés.

El estrés se produce a menudo cuando se presiona a los equipos para que cumplan plazos y objetivos de producción muy ajustados. Sin embargo, tiene el efecto irónico de reducir la moral y la motivación de los empleados. Esto afecta aún más a la productividad del equipo.

Cómo gestionar el estrés

Si actualmente está trabajando, probablemente sepa lo que se siente al estar estresado en el trabajo. Un proyecto imprescindible llega sin avisar. Se acumulan tres correos electrónicos por cada uno que eliminas. Suenan los teléfonos, se programan reuniones, un compañero de trabajo deja caer la pelota en una tarea compartida.

Imagina por un momento que tu jefe te ha enviado un correo electrónico sobre una tarea inacabada (un factor de estrés). Tu cuerpo y tu mente responden al instante, activando una reacción física llamada respuesta de lucha o huida. Tu corazón late más rápido, tu respiración se acelera y tus músculos se tensan. Al mismo tiempo puedes decirte a ti mismo: “Me van a despedir si no termino esto”. Entonces, para controlar tu ansiedad y tu autoconversación negativa, trabajas hasta altas horas de la noche para completar la tarea.

Lee más  Como quitarle la comezon a un perro

A lo largo de nuestra historia evolutiva, los humanos hemos desarrollado esta respuesta coordinada al miedo para protegernos de los peligros de nuestro entorno. Por ejemplo, un ritmo cardíaco más rápido y unos músculos más tensos nos ayudaban a escapar de los depredadores. En la era moderna, el miedo sigue cumpliendo una función importante. Al fin y al cabo, la respuesta de lucha o huida puede proporcionar la energía necesaria para trabajar toda la noche y conservar el empleo.

Cómo dejar de estresarse por el trabajo

Cuando se te estropea el coche o se acerca una fecha límite, ¿cómo respondes? El estrés prolongado, de bajo grado o agudo, pasa factura a tu cuerpo y a tu mente, así que no ignores los sentimientos de tensión constante. Comprenda lo que ocurre dentro de su cuerpo y aprenda sencillas técnicas de afrontamiento para combatir los efectos negativos de los factores de estrés cotidianos.

Lucha o huidaEl estrés repentino o continuado activa el sistema nervioso e inunda el torrente sanguíneo de adrenalina y cortisol, dos hormonas que elevan la presión arterial, aumentan el ritmo cardíaco y elevan el nivel de azúcar en sangre. Estos cambios hacen que el cuerpo entre en una respuesta de lucha o huida. Esto permitió a nuestros antepasados huir de los tigres de dientes de sable, y es útil hoy en día para situaciones como esquivar un accidente de coche. Pero la mayoría de los factores de estrés crónicos modernos, como las finanzas o una relación difícil, mantienen el cuerpo en ese estado elevado, lo que perjudica la salud.

Efectos del exceso de estrés “Si estamos sometidos a un estrés constante, la mayoría de nosotros acabará por funcionar peor”, afirma la doctora Malaika Stoll, directora médica de SutterSelect. Múltiples estudios relacionan el estrés crónico con un mayor riesgo de enfermedades cardíacas, accidentes cerebrovasculares, depresión, aumento de peso, pérdida de memoria e incluso muerte prematura, por lo que “es importante reconocer las señales de advertencia”, dice.

Lee más  Tos de las perreras tratamiento casero