Mi gato respira mal

Gato con estornudos invertidos

Si ves que tu gato respira con dificultad, con gran esfuerzo, de forma errática o jadea (respiración con la boca abierta), sí que merece la pena explorar más a fondo. La respiración anormal en los felinos puede tener varias causas, y debes revisarlas una por una. A veces, la respiración rápida en los gatos no es motivo de gran preocupación, mientras que también podría indicar problemas de salud graves. Siga leyendo para saber qué aspecto tiene la respiración acelerada en los felinos, qué puede causarla y hasta qué punto debe preocuparse.

Si su gato jadea o respira con dificultad, podría indicar que tiene disnea. ¿Ha oído hablar de ella? Técnicamente, según la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad de Cornell, no es una enfermedad. Se trata más bien de un término general que indica muchos trastornos de la salud de los felinos, en su mayoría relacionados con las dificultades para inhalar y exhalar. Otra definición utilizada con frecuencia para la respiración pesada en los gatos es la de dificultad respiratoria.

Debería preocuparse si su gato parece asustado por el cambio en su respiración, si babea o tose mientras respira o si le cuesta respirar. Profundicemos en el aspecto de la respiración dificultosa en los felinos.

Señales de que su gato morirá pronto

El mal aliento nos pasa a todos, incluidos nuestros queridos compañeros felinos. Aunque muchos casos de nuestro aliento matutino pueden solucionarse con una rutina de cepillado matutino, el mal aliento de los gatos suele indicar un problema médico más grave, con causas tanto orales como sistémicas.

Lee más  Mi perro tiene tos seca y arcadas

Según International Cat Care, el 85% de los gatos tienen algún tipo de enfermedad dental, y no es de extrañar. Los dientes y las encías de un gato (también conocido como tejido gingival) tienen bacterias naturales. Cuando estos gérmenes se multiplican y no se eliminan mediante el cepillado, pueden desarrollar una película de placa bacteriana en los dientes; esta película se endurece gracias a los minerales naturales de la saliva de su gato y se convierte en sarro. Las bacterias de la boca de su gato que no se eliminan liberan compuestos malolientes después de descomponer las partículas de comida sobrantes. Esto no sólo causa el mal aliento del gato, sino que las bacterias de la boca pueden viajar a través de la sangre a varios órganos, donde pueden causar infecciones en todo el cuerpo, a menudo resultando en enfermedades del corazón y del riñón. La acumulación de sarro también fuerza las encías hacia abajo, haciendo que se retraigan, lo que afloja las raíces de los dientes. Finalmente, esos dientes sueltos se caen. Todo esto hace que la boca de un gatito sea apestosa y dolorosa.

El gato hace ruido al respirar

La respiración rápida (taquipnea) es una afección grave y potencialmente mortal en la que el gato respira rápidamente debido a una disfunción del sistema respiratorio y/o a la reducción de oxígeno. Si su gato respira rápidamente, puede ser un signo de una serie de problemas, desde el estrés hasta una enfermedad cardíaca.

Los gatos suelen ser sutiles a la hora de mostrar a sus cuidadores signos de enfermedad, por lo que éstos deben estar especialmente atentos para notar síntomas como la respiración rápida. Ser observador puede ayudarle a determinar la causa de la respiración rápida.

Lee más  Vacas con cuernos grandes

En primer lugar, debe conocer la frecuencia respiratoria (respiración) saludable para un gato, que es de 16 a 40 respiraciones por minuto cuando descansa tranquilamente o duerme. Las respiraciones deben incluir pequeños movimientos del pecho; si los costados de su gato se mueven mucho, esto puede indicar una respiración dificultosa.  Preocúpese si la respiración de su gato es anormal. Esto significa que es inusualmente lenta, rápida, ruidosa (tiene un sonido agudo, áspero o silbante) o que el gato tiene dificultades para respirar.

Para medir la frecuencia respiratoria en reposo de su gato, cuente el número de respiraciones que realiza mientras duerme. Una respiración consiste en el ascenso (inhalación) y descenso (exhalación) del pecho de su gato. Utilice su teléfono o reloj para cronometrar 30 segundos y cuente cuántas respiraciones se producen durante ese período de 30 segundos. A continuación, multiplique el número de respiraciones que ha contado por dos para obtener el número de respiraciones en un minuto.

Meme de un gato que respira con dificultad

Si su gato respira con dificultad mientras descansa, puede ser un signo de varios problemas comunes, desde ansiedad hasta enfermedades de las vías respiratorias. Entender algunas de las razones de la respiración dificultosa en los gatos puede ayudarle a evaluar la gravedad de la situación. Sin embargo, si su gato tiene dificultades para respirar, se trata de una emergencia y debe llevarlo al veterinario de inmediato.

Un gato normal debería respirar siempre con pequeños movimientos del pecho. Si los lados de su gato se mueven mucho, esto puede indicar una respiración dificultosa. A diferencia de los perros, los gatos no deberían jadear nunca. También puede tratar de observar si la respiración de su mascota aumenta los movimientos abdominales. Si su gato respira con normalidad, no debería ver ningún movimiento excesivo en el abdomen, ni ninguna dificultad en la respiración.

Lee más  Sangre en las heces de mi gato

En algunos gatos, puede observarse una respiración dificultosa con el ejercicio o el estrés. Si su gato jadea después de haber corrido al aire libre en un día caluroso o después de haber jugado con su juguete favorito, esto puede ser causado por un esfuerzo normal. Otros gatos jadearán o respirarán rápidamente cuando tengan que ir en el coche.