Mi gato tiene el ano inflamada

El ano del gato se hincha después de hacer caca

Cuando un gato sangra por el recto, puede asustar a los propietarios que lo notan por primera vez. Las causas pueden ser diversas, desde una infección del saco anal (que suele tratarse con antibióticos) hasta algo más grave.

Un incidente con una pequeña cantidad de sangre podría deberse a algo tan simple como un esfuerzo al ir al baño. Sin embargo, una cantidad significativa de sangre puede indicar un problema. Los propietarios de gatos deben llevarlos al veterinario lo antes posible.

Si su gato empieza a sangrar por el recto cuando hace las deposiciones, puede estar sufriendo la enfermedad del saco anal. Esto ocurre cuando los sacos anales quedan impactados, lo que puede provocar infecciones y abscesos. El gato experimentará dolor al defecar, lo que puede provocar una hemorragia.

Dos tipos de crecimientos que pueden formarse en las regiones rectal y anal son los pólipos y los tumores. Los pólipos son crecimientos que se forman en el recto y el ano. No son malignos, pero pueden causar dolor al gato y dificultar la defecación, lo que provoca hemorragias. Su veterinario puede extirparlos quirúrgicamente para aliviar las molestias del gato. Otro tipo de crecimiento que se encuentra en el ano o el recto del gato es un tumor canceroso. Estos deben ser extirpados quirúrgicamente y, dependiendo de la gravedad, su veterinario puede prescribir también quimioterapia.

Hinchazón del ano del gato

ArribaDiagnóstico de la inflamación del recto y el ano en los gatosSi detecta alguno de los síntomas de proctitis, lleve a su gato al veterinario lo antes posible. Hable con el veterinario sobre los síntomas que ha observado y cuándo empezaron. También debe proporcionar al veterinario un historial médico completo de su gato, y comunicarle si ha realizado recientemente algún cambio en la dieta de su mascota. Si su gato vive en el exterior, asegúrese de mencionárselo al veterinario, ya que ciertos alérgenos podrían causar inflamación si se ingieren.

Lee más  Porque mi gato tiembla cuando duerme

El veterinario comenzará realizando un examen rectal digital, que ayudará a evaluar el estado de la glándula anal y la calidad de las heces en los intestinos. El veterinario también puede realizar un recuento sanguíneo completo, un análisis de orina y pruebas de flotación fecal, que le ayudarán a eliminar las posibles causas de los síntomas. También se puede examinar una muestra de heces para comprobar la presencia de parásitos.

Si no aparece nada en estas pruebas, el veterinario puede realizar una ecografía o una radiografía para evaluar el sistema digestivo y comprobar si hay objetos extraños que puedan estar obstruyendo e irritando el recto o el ano del gato.SubirTratamiento de la inflamación del recto y el ano en los gatosEl tratamiento deberá centrarse primero en aliviar las molestias y luego en tratar la causa subyacente de los síntomas. Si el ano está inflamado, el veterinario puede limpiar suavemente la zona y aplicar una pomada tópica para calmar la piel y reducir la inflamación. Si el gato se ha estado lamiendo, se le proporcionará un collar isabelino.

Problemas del ano del gato

Dado que el tejido anal y rectal del gato no tiene folículos pilosos, deberíamos poder verlo fácilmente una vez que el gato levanta la cola. Un ano de gato sano debe tener un color rosa claro y un aspecto saludable. Si es demasiado pálido, puede ser señal de un problema. Esto es menos fácil de detectar que un ano hinchado. Cuando el ano de un gato está hinchado, es probable que tenga un color diferente, normalmente alguna variación del rojo o del morado.La inflamación del ano y del revestimiento rectal se conoce como proctitis. La proctitis idiopática ocurre cuando no hay una causa observable, pero un ano hinchado y rojo es probablemente causado por una de las siguientes causas: Es importante tener en cuenta la diferencia entre un ano hinchado y un prolapso rectal. Un prolapso rectal se produce cuando el tejido rectal sale al exterior a través del ano. Aunque es probable que el ano se hinche durante este proceso, es un síntoma secundario del prolapso. Dado que un prolapso suele estar causado por un trastorno que requiere que el gato haga un esfuerzo para defecar, es posible que el ano del gato esté hinchado antes de que esto ocurra. La inflamación anal en los gatos debe ser tratada, pero en la mayoría de los casos no es un problema grave y suele tratarse con bastante facilidad. Un prolapso rectal se considera una emergencia veterinaria y requiere una intervención inmediata. A continuación detallamos las principales razones por las que un gato tiene el ano hinchado y enrojecido.

Lee más  Fundacion once perro guia

Caca de gato en el ano

Cuando pienso en problemas de las glándulas anales, suelo pensar en los perros, y hay una buena razón para ello: Los perros son mucho más propensos a sufrir obstrucciones y otros problemas con esos pequeños sacos que los gatos. Pero, como aprendí la semana pasada, las glándulas anales de los gatos también pueden sufrir obstrucciones.

Cuando llevé a Siouxsie a su revisión de tres meses después de la terapia con yodo radiactivo, mi veterinario notó algo extraño: uno de sus pequeños sacos estaba hinchado hasta el tamaño de una canica. No hace falta decir que nos ocupamos de ello inmediatamente. “Mejor ellos que yo”, dije mientras uno de los técnicos llevaba a Siouxsie a la sala de tratamiento.

Los sacos anales están recubiertos de glándulas que producen una sustancia aceitosa y apestosa. Si miras el culo de tu gato, podrás ver las salidas de los sacos anales a las cuatro y a las ocho en punto en relación con el ano.

Cuando un gato salvaje hace caca, el paso de las heces por el canal anal aprieta las glándulas anales y expresa un poco de ese líquido de fuerte olor. Esto sirve como herramienta adicional para marcar los límites del área de distribución de ese gato. Los sacos anales de los gatos domésticos se consideran vestigiales, aunque parecen desempeñar un gran papel en la dinámica social de los gatos.