Mi gato tiene las pupilas dilatadas

¿Por qué cambian las pupilas del gato?

Para asegurarse de que puede diferenciar entre cuando su gato está jugando y posiblemente encubriendo un dolor real, aquí hay cinco signos reveladores de que su gato puede estar experimentando dolor, en lugar de simplemente hacer el tonto.

Independientemente de cómo se comporte su gato normalmente, cuando tiene dolor su tendencia a arremeter contra objetivos conocidos y desconocidos aumentará. Si normalmente se pelea con otras mascotas, con los gatos del vecindario o arremete contra los extraños, este comportamiento aumentará cuando tenga dolor.

Generalmente asociamos los ronroneos de un gato con la satisfacción, pero el ronroneo también puede significar estrés, ansiedad o incluso dolor. No es necesario examinar a su gato de pies a cabeza para ver si tiene alguna lesión la próxima vez que lo encuentre ronroneando alegremente, pero si ronronea junto con cualquiera de los otros comportamientos de esta lista, puede ser una señal de que está incómodo.

Los gatos que sienten dolor suelen respirar más rápido y más superficialmente de lo normal. En algunos casos, incluso puede jadear. Independientemente de que su gato parezca tener dolor o no, la falta de aliento suele ser un sólido indicador de que es necesario acudir al veterinario.

Pupilas de gato siempre dilatadas

Sabes que un parpadeo lento de tu gato significa: “Te quiero. Estoy contento. Me siento muy bien ahora mismo”. Pero eso es lenguaje corporal, y algunas partes de sus ojos también pueden verse afectadas por factores físicos, como el ensanchamiento o estrechamiento de sus pupilas.

Sus pupilas son esos puntos oscuros en el centro de sus ojos, técnicamente en medio de sus iris. El brillo de su entorno es la causa más común de un cambio, y no es nada de qué preocuparse. Sus pupilas se encogen cuando hay mucha luz, y deberían dilatarse, o ensancharse, cuando la luz es escasa. Es una respuesta biológica perfectamente normal, aunque hay otras cosas que también pueden provocar cambios en las pupilas de tu felino.

Lee más  Qué es un rebaño

La palabra clave aquí es “siempre”. La dilatación ocasional puede ser provocada por una serie de factores emocionales o ambientales, o incluso por la edad. Deberá descartar estos factores antes de alarmarse. Si enciendes las luces, sus pupilas deberían contraerse.

Ten en cuenta que los gatos pueden ver con una luz una quinta parte del nivel que los humanos necesitan para una percepción clara. No necesita mucha luz para ver bien. Busca otra causa inocua si no se estrecha. Podría ser que simplemente se sienta tranquila. Las pupilas anchas suelen ser pupilas relajadas, pero desgraciadamente también puede ocurrir exactamente lo contrario.

Gato anisocoria

Los gatos tienen unos ojos muy característicos; el iris o parte coloreada del ojo. Puede variar en color desde el azul hasta el verde o la apariencia avellana o cobriza. La pupila es la parte negra del ojo que se ve en el centro y que controla la cantidad de luz que entra en el ojo. La pupila puede aparecer como una hendidura vertical hasta casi totalmente redonda cuando está dilatada. La pupila de un gato responderá a la cantidad de luz disponible, de modo que en entornos tenues u oscuros la pupila se dilatará para permitir que entre la máxima cantidad de luz en el ojo. En condiciones de luz intensa, la pupila será mucho más pequeña y se abrirá. Esto puede significar que el aspecto del ojo de un gato varía según las condiciones.

Sin embargo, el miedo o la sorpresa también pueden conducir al mismo resultado. Los cambios que se producen debido a la excitación o al miedo deberían durar relativamente poco. A medida que el gato se relaja, la pupila, obviamente grande, debería volver a un tamaño más pequeño. Un gato joven y juguetón es mucho más probable que muestre pupilas dilatadas debido a la excitación o al miedo, ya que son naturalmente más inquisitivos y juguetones. Un gato más relajado y sedado no suele dilatar sus pupilas debido a la excitación.

Lee más  Diferencia entre oveja y cordero

Ojos de gato

La dilatación de las pupilas no significa necesariamente un problema. Hay razones naturales para que las pupilas sean grandes en los gatos, especialmente porque la luz que entra en el ojo provoca un cambio natural en el tamaño de la pupila. Cuando las pupilas dilatadas se mantienen durante mucho tiempo, incluso cuando la luz ambiental cambia, puede haber otras razones para el fenómeno. Para comprenderlo mejor, nos fijamos en:También ofrecemos algunos consejos generales sobre el cuidado de los ojos de los gatos.

A lo largo de los años, el gato doméstico ha ido evolucionando y adaptando algunos de sus hábitos naturales. Un ejemplo de ello es su comportamiento de caza. Debido a los peligros que le acechaban, los ancestros de los gatos actuales eran animales nocturnos que aprovechaban la oscuridad de la noche para alimentarse y, al mismo tiempo, protegerse de posibles depredadores.Esto fue en gran medida gracias a la anatomía de sus ojos, que dota a este animal de una excelente visión nocturna. Por ello, el felino dilata al máximo la pupila para favorecer la entrada de luz. Además, en los ojos existe un tejido llamado tapetum lucidum que, de forma resumida, permite que el ojo absorba y retenga la luz antes de llegar a la retina. Esto garantiza una visión mucho más nítida por la noche.Durante el día, el gato contrae su pupila y la mantiene más o menos cerrada en función de la cantidad de luz que haya. Así, en general, encontramos que las pupilas de los gatos se presentan de tres formas diferentes:Sin embargo, la entrada de luz no es la única razón por la que los gatos contraen o dilatan sus pupilas, ya que en muchas ocasiones lo hacen como un reflejo para mostrar su estado de ánimo o de salud. Cuando un gato tiene las pupilas grandes, es decir, dilatadas, se conoce científicamente como midriasis. La midriasis suele diagnosticarse sólo cuando la dilatación de las pupilas en los gatos es aguda o crónica.

Lee más  Beneficios de tener un perro