Porque mi gato esta triste

Gato afligido

Por supuesto, no podemos saber con certeza lo que pasa por la mente de nuestro gato, pero sin duda pueden mostrar signos de profunda tristeza y depresión. La depresión del gato puede ser difícil de identificar, especialmente si su gato es del tipo solitario al que le gusta esconderse. Algunos indicios comunes de que su gato puede estar deprimido son:

Si nota estos signos, debería visitar a su veterinario. Estos mismos síntomas pueden indicar una condición de salud, que necesita tratamiento. Su veterinario también puede aconsejarle sobre la mejor manera de tratar la depresión de su gato.

La depresión en los gatos suele ser una respuesta temporal a un cambio en su vida. Algunos gatos son bastante sensibles y pueden experimentar una leve depresión por lo que a nosotros nos parecen pequeñas cosas, como mover su caja de arena o ponerles un nuevo collar. Otros ejemplos de cambios importantes que pueden desencadenar la depresión en los gatos son:

En algunos casos, como el de un visitante de corta duración o el de las mejoras en el hogar, puede esperar a que pase lo que está estresando a su gato. Si el cambio es permanente, es posible que vuelva a ser más feliz después de un tiempo de adaptación.

El aullido del gato

Este artículo ha sido redactado por Jean Johnson. Jean Johnson es especialista en gatos y escritora del blog KittyNook. Jean se especializa en dar consejos sobre la salud de los gatos, el juego y la información general sobre los gatos y las razas de gatos.

Los gatos pueden sufrir depresión al igual que las personas. Esto puede ser causado por una variedad de factores, desde la mudanza a un nuevo hogar hasta la pérdida de un compañero querido. La depresión puede ser difícil de detectar, ya que los cambios de comportamiento son a veces sutiles. Sin embargo, con un seguimiento cuidadoso debería ser capaz de detectar los signos de depresión en su gato e intervenir adecuadamente.

Lee más  Enfermedades en la piel de un perro

Este artículo ha sido redactado por Jean Johnson. Jean Johnson es especialista en gatos y escritora del blog KittyNook. Jean se especializa en dar consejos sobre la salud de los gatos, el juego y la información general sobre gatos y razas de gatos. Este artículo ha sido visto 251.066 veces.

Resumen del artículoPara saber si su gato está deprimido, preste atención a cualquier cambio en los hábitos de sueño, vocalización, hábitos alimenticios y comportamiento. Si su gato duerme más de 16 horas al día, puede ser un signo de depresión. Los gatos deprimidos pueden comer de más o de menos y vocalizar más de lo habitual cuando están deprimidos. Los cambios en los hábitos de aseo, como dejar de asearse o asearse hasta el punto de perder el pelo, también pueden indicar problemas de estado de ánimo como la depresión. Si quieres saber cómo tratar la depresión en los gatos, sigue leyendo.

¿Se aburre mi gato?

Estos signos son generales; por lo tanto, compruebe que su gato no está enfermo antes de asumir que está deprimido. Y la mejor manera de empezar una investigación es preguntando al veterinario en línea si su gato está actuando con normalidad o si es mejor llevarlo a un chequeo en una clínica veterinaria.

Imagine un gato que ha perdido a su compañero de toda la vida. Hay un vacío en su vida: ¿Con quién se acurruca ahora? ¿Quién le lava las orejas? Su gato puede sentir un enorme abismo de ansiedad por la desaparición de algo tan familiar.

Esos gatos saben que su nuevo dueño está afligido, que las comidas no llegan a tiempo y que nadie les cepilla el pelo. ¿Qué debe pensar el gato? Es probable que esté descontento por su falta de control y porque los marcadores del día han desaparecido.

Lee más  Razas de ganado vacuno

Ocupa la mente de tu gato con mucha estimulación mental. Esto tiene la ventaja de que el gato expresa comportamientos normales, como cazar o abalanzarse. Esto alivia la frustración, uno de los factores que contribuyen a la depresión en los gatos.

Si su gato triste se niega a comer o a relacionarse, es posible que necesite medicación a corto plazo. Hable con su veterinario sobre cuál es el medicamento más adecuado para su mascota. Puede realizar una consulta en línea a través de Vet Chat. Con este servicio, obtendrá una consulta cualificada en tan solo unos clics de su smartphone.

Gato deprimido

Lo que es normal para un gato puede no serlo para otro, por lo que hay que fijarse en los cambios en los patrones de comportamiento específicos de cada gato para ver si algo va mal. Los gatos suelen ser animales de costumbres, por lo que cuando hay un cambio repentino en su comportamiento, es muy poco probable que sea al azar. Otros miembros de la familia, así como la persona que cuida a su gato, también pueden ayudar a alertarle de cambios alarmantes.

Muchos de los signos de un gato infeliz también pueden indicar dolencias físicas, por lo que es mejor descartar lesiones y enfermedades antes de llegar a una conclusión sobre su estado de ánimo. En caso de duda, una visita al veterinario puede ayudarle a entender los comportamientos inusuales de su gato.

Es habitual que los gatos busquen un escondite cómodo de vez en cuando, pero si un gato se vuelve significativamente más recluso de lo habitual, puede ser una señal de que se siente mal. Los gatos infelices suelen ser más temerosos y pueden esconderse para calmarse y protegerse.

Lee más  Enfermedades respiratorias en perros

Los gatos duermen una media de 12 a 16 horas al día, por lo que si nota que duermen mucho, no siempre es motivo de preocupación. Sin embargo, si nota que duerme mucho más de lo habitual o mucho menos de lo habitual, podría ser un indicio de que no está contento o no se encuentra bien. Además, un cambio en el lugar en el que normalmente le gusta dormirse puede ser un indicio de que no se siente bien.