Porque mi gato tiene mucha baba y no quiere comer

Señales de que su gato se está muriendo

Aunque la mayoría de las enfermedades infecciosas felinas sólo afectan a los gatos, algunas de ellas pueden transmitirse de los gatos a las personas. Las enfermedades que pueden transmitirse de los animales a las personas se denominan enfermedades zoonóticas. Aunque no es exhaustivo, este artículo destaca las enfermedades zoonóticas más comunes que pueden transmitir los gatos y las sencillas precauciones que puede tomar para reducir el riesgo de contraer estas enfermedades. Para obtener más información sobre los riesgos específicos, el diagnóstico y el tratamiento de las enfermedades zoonóticas, póngase en contacto con su médico o profesional de la salud.

La probabilidad de que una persona normal contraiga una enfermedad zoonótica de un gato es baja, pero los individuos con sistemas inmunitarios inmaduros o debilitados son más susceptibles a estas enfermedades. Esto incluye a los bebés, las personas con síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA), los ancianos y las personas que reciben quimioterapia contra el cáncer u otros fármacos que pueden suprimir su sistema inmunitario.

La enfermedad por arañazo de gato (EAG) está causada por una bacteria llamada Bartonella henselae, que puede estar presente en la saliva de los gatos infectados y en el cuerpo de las pulgas de los gatos. Como su nombre indica, esta infección bacteriana suele transmitirse del gato al ser humano a través de los arañazos, aunque también puede transmitirse a través de las heridas por mordedura y cuando un gato lame las heridas abiertas de una persona. Entre los gatos, esta bacteria se transmite más comúnmente por las picaduras de pulgas de gato infectadas, y también puede encontrarse en las heces de estas pulgas, que pueden servir como fuentes de infección si se exponen a una herida abierta en un gato o en un humano.

Lee más  Gallinas con plumas en las patas

Gato con espuma en la boca

La baba es la saliva, producida por las glándulas salivales. La saliva es normal y tiene algunas funciones esenciales, como lubricar los alimentos para que bajen más fácilmente por el esófago. La saliva se considera baba cuando se produce en cantidades lo suficientemente grandes como para salir de la boca.

Algunos gatos babean cuando están súper relajados. Por ejemplo, es posible que haya notado que su gato babea un poco cuando lo acaricia. No hay una razón concluyente para que esto ocurra. Tal vez sea porque están tan relajados que los músculos de la mandíbula se aflojan y la baba sale directamente de la boca, de forma similar a cuando nos quedamos dormidos y nos despertamos con un pequeño charco de babas en la almohada.

La enfermedad periodontal es una enfermedad de los dientes y de las estructuras que los sostienen, como las encías. Los gatos con una enfermedad periodontal avanzada presentan importantes molestias orales y no pueden evitar que la saliva salga de la boca.

La enfermedad renal crónica es una enfermedad común en los gatos mayores. Cuando los riñones dejan de funcionar bien, las toxinas se acumulan en la sangre, causando una condición llamada “uremia” (orina en la sangre). La uremia puede causar problemas en la boca, incluyendo úlceras dolorosas que dan lugar a babas malolientes.

El gato babea cuando duerme

TopCausas de la hipersalivación en los gatosLa causa del babeo excesivo puede ser local en la boca, o puede ser un signo de un problema interno. La aparición repentina suele estar relacionada con problemas más graves. Aunque los gatos pueden babear por numerosas razones, las siguientes son las más comunes.

Lee más  Que enfermedades curan los perros chihuahua

ArribaDiagnóstico de la hipersalivación en los gatosCuando lleve a su gato al veterinario, asegúrese de proporcionarle su historial médico completo para ayudar a descartar las posibles causas subyacentes del babeo excesivo. El veterinario realizará un examen físico y oral completo. Es posible que sea necesario sedar al gato para que el examen oral sea satisfactorio. Se anotarán todos los signos para ver su correspondencia con posibles problemas de salud. El veterinario buscará lesiones evidentes, abscesos, objetos extraños o masas dentro de la boca.

Es probable que se recomiende un análisis de sangre completo, incluyendo un recuento sanguíneo completo para ayudar a detectar la anemia o la presencia de cáncer, y un perfil bioquímico para encontrar signos de enfermedad metabólica. El análisis de orina puede ayudar a evaluar el funcionamiento de los riñones. Un análisis de sangre de ácidos biliares indicará la función del hígado. Los cultivos de orina pueden identificar infecciones bacterianas presentes en el organismo. Pueden utilizarse radiografías o ecografías para evaluar la salud de los órganos o localizar tumores o lesiones en la boca o el cuerpo. Puede ser necesario realizar una biopsia de cualquier masa encontrada.TopTratamiento de la hipersalivación en los gatosEl mejor tratamiento se basará en el problema subyacente que se haya identificado. El tratamiento sólo es necesario si existe un problema de salud.

El gato babea cuando se le acaricia

En este blog hablaremos de las situaciones en las que puede ser normal que tu gato babee, seguidas de algunos ejemplos de cuándo puede ser más preocupante. En caso de duda, lo mejor es que su mascota sea examinada por un veterinario.

Se cree que hasta el 85% de los gatos de tres años o más tienen algún tipo de enfermedad dental. Los problemas suelen ser más importantes en los gatos de más edad. Una película bacteriana conocida como placa se acumula en forma de sarro y conduce a la enfermedad de las encías (periodontal). La enfermedad periodontal temprana, conocida como gingivitis (inflamación de los tejidos que rodean a la encía que rodea al diente) o la periodontitis en fase avanzada, en la que se ven afectados los ligamentos que sujetan el diente, pueden causar babeo. Los gatos pueden comer menos, parecer incómodos mientras comen y desarrollar un aliento maloliente. Pueden volverse retraídos y acicalarse menos debido al dolor crónico.

Lee más  La vaca mas grande del mundo

La estomatitis es una inflamación del interior de la boca. Se desconoce la causa exacta, pero el 85% de los gatos que la padecen están afectados por un virus llamado calicivirus felino (FCV), y también pueden estar implicados otros virus como el de la leucemia felina (FeLV) y el de la inmunodeficiencia felina (FIV). Se cree que el sistema inmunitario de algunos gatos responde de forma anormalmente agresiva a las bacterias de la boca, provocando una inflamación. Esta afección puede ser muy dolorosa, su gato puede incluso darse zarpazos en la boca y tener saliva con sangre.