Posiciones de un gato enfermo

Significado de la posición del gato

Algunos de los momentos más profundamente desgarradores de mi vida como cuidadora de gatos giran en torno a la imposibilidad de saber cuánto dolor sufrían mis queridos amigos. Aunque sé que los gatos son muy buenos para disimular su dolor, no puedo evitar sentirme culpable a veces por este problema de salud, porque como persona que ha vivido con gatos casi toda mi vida, “debería” ser capaz de notar cuando algo está mal. Un gato enfermo mostrará “síntomas”, aunque a menudo son bastante sutiles. Con la esperanza de ayudarle a reconocer los signos de dolor que a mí se me escapan, he aquí algunos consejos que podrían señalar a un gato enfermo o con dolor.

Si un gato superactivo comienza a pasar la mayor parte del día durmiendo, esto podría ser una señal de que tiene un gato enfermo. Del mismo modo, si un gato se vuelve gruñón, no es porque “sólo se esté haciendo viejo”. Esto lo aprendí por las malas cuando, después de que a Siouxsie le extrajeran cuatro dolorosos dientes, toda su disposición cambió. Los gatos normalmente sedentarios pueden volverse realmente hiperactivos y agitados como resultado del dolor, también.

Señales de que su gato morirá pronto

¿Qué se puede saber de las posturas para dormir del gato cuando está enfermo? El lenguaje corporal de un gato puede revelar muchas cosas, sobre todo su forma de dormir. Los gatos nos ocultan instintivamente las enfermedades, por lo que es necesario descifrar su comportamiento.

Lee más  Mi perro se rasca mucho y se hace heridas

Sin embargo, si levantan una pata del suelo o estiran la cabeza, no son buenas señales. Es posible que tengan un problema en una pata o en una articulación de su pierna si no están relajando una extremidad.

A veces tiene un aspecto muy bonito, pero esta posición puede significar que están perfectamente bien o que tienen alguna molestia grave. Los gatos que sufren algún tipo de dificultad respiratoria o problemas pulmonares suelen adoptar esta posición.

Si te preocupa, te sugiero que te acerques (sin molestarlos) y observes y escuches cómo respiran. Si ves o escuchas algo que te preocupe, haz que lo revisen.

Los gatos suelen dormir acurrucados en un ovillo para mantener un poco más de calor. También es una posición que les resulta natural y que se ve habitualmente en la naturaleza. Dormir en un ovillo en la naturaleza ofrece protección a sus órganos vitales si son atacados.

Posición de descanso del gato

Los gatos pasan mucho tiempo durmiendo, por lo que ver a su gatito echando una siesta puede no parecer nada anormal. Aun así, es importante vigilar de cerca los hábitos de sueño de su gato. Los cambios en el sueño de su gato pueden indicar posibles lesiones y enfermedades, y podrían ser los primeros signos de que algo va mal con él.

Cuanto más se familiarice con lo que es normal en el sueño de su gato, más rápido podrá reconocer incluso los pequeños cambios cuando se produzcan. Desde dormir más hasta buscar nuevos lugares para dormir, hay una serie de señales de alarma que indican que su gato no se siente bien y que podría beneficiarse de una visita al veterinario. Incluso prestar atención a las posturas para dormir de su gato cuando está enfermo le ayudará a reconocer patrones similares en el futuro.

Lee más  Actividades de un veterinario

Una señal clave de que su gato podría no sentirse bien es si aumenta repentinamente la cantidad de tiempo que pasa durmiendo cada día. Un aumento repentino de las horas de sueño puede indicar que su gato no se encuentra bien y que está intentando descansar para ayudar a su cuerpo a curarse. Su gato también podría empezar a dormir en momentos clave del día, como durante las comidas o las sesiones de juego. Si su gato es un gato de interior y exterior, puede notar que duerme durante las horas en las que normalmente estaría fuera explorando.

El gato duerme boca abajo

Si su gato se pasa el día durmiendo y sin comer o, en general, parece que no se encuentra bien, es muy probable que esté enfermo. Conocer los signos sutiles de enfermedad le ayudará a conseguir la atención que su gato necesita. Si es consciente de las actividades habituales de su gato y de su aspecto físico saludable en general, será más fácil notar los pequeños cambios e identificar cuándo está enfermo.

Aunque algunos gatos duermen hasta 20 horas durante un día de 24 horas, el gato medio duerme 16 horas cada día. Aunque los gatos pasan tanto tiempo durmiendo, los cambios en sus patrones de sueño pueden ser un signo de un problema médico. Un gato enfermo puede parecer excesivamente cansado o débil, no muestra interés por nada y a menudo también presenta otros cambios de comportamiento o falta de interés por la comida y el agua.

Según The Cat Hospital, si nota un cambio en el nivel de actividad de su gato, ya sea un aumento o una disminución, puede ser una indicación de que el gato no se siente bien. Si nota que su gato es reacio a saltar sobre cosas que antes le resultaban fáciles de alcanzar, o parece que salta de forma diferente, podría haber una razón médica. Un cambio notable en el modo de andar del gato también podría ser un signo de que está enfermo.

Lee más  Medicina para perros con tos