Problemas de piel en perros

Chichón en la cabeza del perro como un grano

Las afecciones cutáneas de los perros son, por desgracia, demasiado comunes. Algunas reacciones alérgicas pueden provocar que el perro se rasque, se lama, se muerda y se mueva incesantemente, lo que le hace la vida muy incómoda. También pueden dar lugar a la pérdida de pelo y a dolorosas lesiones que se infectan sin los cuidados adecuados. Estas son las causas más comunes de las afecciones de la piel, a menudo conocidas como dermatitis según PetMD en los miembros más peludos de su familia.

Los perros a veces desarrollan una sensibilidad a las hierbas del césped que produce picores. La humedad que queda atrapada en la piel también puede hacer que las mascotas desarrollen lesiones cutáneas conocidas como “puntos calientes”, que son especialmente comunes en los perros con pelajes gruesos, así como en los pelajes largos que son propensos a la formación de esteras.

Los factores ambientales, como el polvo, el moho, el polen y otros alérgenos presentes en el aire, también pueden provocar picores e incomodidad en el perro, lo que puede dar lugar a lesiones dolorosas y a la pérdida de pelo. Tenga en cuenta que los perros también pueden desarrollar sensibilidad a los perfumes y al humo del tabaco.

Las alergias alimentarias son bastante raras en los perros, pero cuando se producen, la afección suele estar causada por las proteínas contenidas en la carne de vacuno, el cerdo, el cordero, el pollo, los huevos y el pescado, así como por las proteínas vegetales del trigo. La carne de vacuno, los productos lácteos y el trigo suelen ser los que más problemas causan a los perros.

Lee más  Como saber si mi perro tiene moquillo o gripe

Pioderma del cachorro

Picor, rascado, enrojecimiento, pérdida de pelo. Todos estos son signos de que su perro no se siente muy cómodo en su piel. Los problemas de la piel son uno de los problemas más comunes y más tratados en los perros, con una amplia gama de causas y planes de tratamiento. Consulte la siguiente información para ver cómo pueden manifestarse los problemas de la piel en su perro, y cómo puede tratarlos tanto con la medicación tradicional como con remedios que pueden mejorar la salud de su perro.

Un “problema” de la piel es un término muy amplio y puede incluir tanto la piel como el pelaje. Según el Manual Veterinario Merck, los problemas de la piel pueden dividirse en dermatitis, o inflamación de la piel, y prurito, o picor anormal [1]. Los problemas de la piel pueden afectar sólo al pelaje, a la capa superior de la piel llamada epidermis, a las capas más profundas de la piel como la dermis y la capa subcutánea, o a todas las capas a la vez.

La mayoría de los problemas de la piel tienen signos y síntomas similares, por lo que a veces son difíciles de distinguir. Esto incluye la dermatitis, o inflamación de la piel, y la pruritis, o picor. La dermatitis suele presentarse como una erupción roja, un bulto elevado, una hinchazón o incluso una ampolla en la piel. La pruritis se manifiesta como un picor excesivo en estos puntos, lo que provoca un aumento de los signos de la dermatitis.

Perro del folículo piloso impactado

El prurito es un signo clínico común de muchos trastornos de la piel. Suele ir acompañado de zonas rojas e inflamadas de la piel y puede provocar una infección cutánea denominada pioderma. Si es lo suficientemente grave, la mascota puede desarrollar pérdida de pelo, costras y piel en carne viva/sangrado por autotraumatismo.

Lee más  Que se le puede dar a un gato para el dolor

El prurito debido a una enfermedad de la piel es una de las razones más comunes por las que los propietarios de perros buscan atención veterinaria. La dermatitis alérgica a las pulgas, las alergias estacionales o la atopia, las alergias alimentarias, la dermatitis de contacto (por ejemplo, jabones y perfumes) y la sarna sarcóptica (ácaros) son algunas de las causas más comunes de prurito en los perros.

El tratamiento de las enfermedades de la piel puede resultar difícil y frustrante tanto para los propietarios como para los veterinarios. Para diagnosticar la causa específica del prurito en su mascota, pueden ser necesarias varias pruebas y tratamientos. Estos pueden incluir raspados de piel y citología cutánea para buscar la presencia de ácaros y otros insectos, así como infecciones bacterianas o por hongos. En algunos casos, este proceso puede llevar de semanas a meses. En muchos casos, la enfermedad sólo puede controlarse, no curarse, y algunas mascotas requieren un tratamiento de por vida para su enfermedad.

Perro de bulto duro

Muchas enfermedades cutáneas diferentes pueden presentar signos clínicos similares, a pesar de tener causas y tratamientos diferentes.    Un dermatólogo veterinario puede diagnosticar las enfermedades de la piel y elaborar un plan de tratamiento que haga que su mascota se sienta más cómoda.

Cuando acuda a la consulta de un dermatólogo veterinario, éste examinará la combinación de síntomas de su mascota, así como los diagnósticos, como los raspados de piel, las pruebas de alergia y la evaluación microscópica, para determinar con qué tipo de afección cutánea es más probable que se trate. Una vez realizado el diagnóstico, el dermatólogo veterinario decidirá el tratamiento a seguir.

Lee más  Cuando es el dia de los animales

Existen múltiples opciones de tratamiento para las alergias ambientales (dermatitis atópica), incluyendo terapias orales y suero antialérgico. Cuando se trata de alergias alimentarias, el dermatólogo veterinario puede ayudarle a determinar una dieta adecuada para su mascota que excluya los alimentos problemáticos.

El tratamiento de los parásitos (pulgas, garrapatas y ácaros) se ha vuelto mucho más fácil de manejar en los últimos años.    Existen múltiples opciones de tratamiento efectivas que no implican opciones sucias como dips o polvos.